Pausa, play, stop.

Estaban sentados en la orilla del mirador, esperando a que empezara el atardecer. Era la primera vez que estaban juntos ahí, pero no la primera que estaban ahí. Era el primer atardecer que verían juntos, pero no el primero que verían. Un atardecer en la playa los unió. Un atardecer en el que el cielo se volvió rojo y las nubes moradas, un atardecer que parecía fuego. Fue la primera vez que se tomaron de la mano. Una de tantas veces que se sentaron ahí.Años de estar ahí, de ir al mirador, de caminar por los parques. Años de jugar, ir al cine, acostarse en el pasto. Años de estar juntos, pero no juntos.

Pausa. Suena el estéreo del auto, se escucha una canción de cumbia y se ponen a bailar en el mirador. Son tan libres que pareciera que mirarlos es un crimen. Play.

Juntos pero no juntos, solos pero sin estar atados. Años de estar así, esperando a que algo pasara. En un tablero de ajedrez al que le quedan dos piezas y cincuenta jugadas. El tiempo se detuvo y empezó a correr hasta que estuvieron juntos.

Pausa. El atardecer comienza mientras ellos bailan, se abrazan, se besan. Sus cuerpos fluyen como líquido en el aire mientras se adaptan a los movimientos del otro. Play.

Años de conocerse, de secretamente, amarse. Años de querer estar juntos y no hacer nada. Estar solos juntos y no estar solo juntos. Dos entes viajando juntos sin estar realmente juntos, como lineas paralelas. Tristemente ambos estaban solos y tenían miedo. Tristemente estaban juntos el día del primer atardecer porque su mundo acababa de terminarse. Ella había terminado con su prometido el había visto a su novia huir del país. En esa playa que se volvería suya estaban sentados, viendo el atardecer y ambos lloraron un poco. Él la saludó, le preguntó su nombre y empezaron a platicar. La abrazó le dijo que no podía asegurar que las cosas estarían mejor pero le dijo que probablemente la causalidad los dejó juntos para poder salir de esto entre los dos.

Pausa. Suena una canción nueva, una canción que sonó el día del primer atardecer. Lenta como armonizando con el sol que desciende. Bailan abrazados esperando que anochezca. Play.

Ese día empezaron a caminar por la arena cuando anocheció, iban viendo las estrellas y hablando sobre como las situaciones pudieron resultar tan extrañas como para que, en el momento justo de que el mundo se destrozara para uno de ellos encontraran a alguien así. Encontrarse en la arena, donde ambos estaban sentados esperando una respuesta para poder salir de ese estado en el que ya no estaban ni tristes ni felices, sólo estaban. Encontrar a alguien así. Encontrarse, juntos pero no juntos.

Pausa. El cielo está oscuro y las estrellas es lo único que se ve, en la ciudad las luces parecen un reflejo del espacio. Ellos están acostados, de la mano viendo el tiempo pasar. Recordando como el fin del mundo y luego el fin de un día y luego el fin de la playa los hicieron sentarse y dejar de caminar. Los hicieron estar juntos. Siempre. Stop.

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: