Mamá

Nada parece ser lo mismo en esta casa desde que te fuiste, nunca fuimos una familia funcional pero ellos te extrañan y la verdad yo también. No es lo mismo para los niños, últimamente les grito mucho y realmente no es mi intención pero a veces siento que las cosas serían muy distintas si no te hubieras ido. No puedo reprocharte nada, mientras estuviste en nuestras vidas todo fue de maravilla pero hay días en los que duermo llorando preguntándome si no hubiera sido mejor que hubiera muerto yo. Tengo miedo de no ser un buen padre y la verdad me haces mucha falta. Andrea está creciendo muy rápido y siento que ya no la entiendo, que ahora las cosas de las que me habla no son cosas que yo pueda comprender.

Se levantó, arrugó la hoja y la lanzó a la chimenea. La vio quemarse, desvanecerse, se encendía para al final ya no existir. Según la terapeuta estas cartas le hacían bien, según ella era bueno para él decirle todo lo que tenía dentro. No le ayudaban a que regresara, eso era imposible. Pero, según la terapeuta, era bueno dejarla ir. Según la terapeuta su vida tenía que seguir, sin ella.

Yo lo sé porque lo escucho llorar en las noches y una vez tiró a la basura la carta y la leí. Se siente muy solo. Cree que no podemos estar bien y la verdad no sé como ayudarlo, Andrea no coopera y yo … yo pareciese que no existo. A veces la soledad nos envuelve a todos y la casa se ve más oscura que de costumbre.

Recuerdo que una de esas veces que la casa se veía oscura y sola un amigo me invitó a salir, a ir a su casa a dormir y le dije que no, usé una mentira más. Le dije que iríamos de vacaciones y que la casa estaría sola unos días que no podía. Al final, desde afuera la casa parece sola cuando terminamos estando todos así.

A veces temo caer en la locura o temo ya estar loco. En esta casa nadie parece ser feliz, nadie parece estar de acuerdo con vivir. A veces temo que todo esto no sea sólo una etapa. A veces temo que esto será nuestro final. La familia se desmorona y al mismo tiempo cada integrante se cae a pedazos. Andrea … Andrea parece ser la única que al final, puede salir de aquí. Te extraño mamá, extraño que todo sea como debe, extraño que Andrea duerma en casa diario y que papá no llore pensando en tí. Extraño que me arropes antes de dormir.

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: